miércoles, 3 de noviembre de 2010

Del cuaderno al blog



Una noche, más o menos en julio, escribí en mi cuaderno mientras viajaba en el 152: 

Hay veces en las que ni quiero poner música, pero me pongo los auriculares caminando por la calle o sentada en un bondi, simplemente a modo de tener carnet de no pertenencia a la realidad. Como el cartel de do not disturb de los hoteles. Tengo los auriculares, "no estoy prestando atención".
Hay veces que no quiero saber nada, que no quiero ni siquiera que me pregunten la hora o dónde queda la calle Junín. Quiero estar adentro mío e incluso ponerle dos tapones a mis oídos. Quiero escuchar los sonidos del ambiente desde el aislamiento, desde la supuesta indiferencia. A veces ni la música describe mi estado de ánimo, y por eso es que ni la escucho. No importa si es un buen o mal estado de animo. Simplemente soy, existo, pululo entre la gente deseando ser transparente. Y, de manera inerte, me subo al bondi y busco un asiento que mejor sepa hacer de cuevita contra una ventana para pasar desapercibida y no tener el bajón de encontrarme con alguien en el bondi. No quiero charlas de ascensor esos días ni contestarle a un desinteresado de manera desinteresada. Ni siquiera el coqueteo pasajero es divertido, ni lo contemplo. No surte efecto, y la efímera tensión con el galán vial, perturba.


Otras veces, si nadie me habla, hablo sola o con alguna de todas las que conformamos mi yo.

4 comentarios:

torta que se desconoce dijo...

jajaja...fue como muy extremista, o no queres saber nada con nadie, o terminas hablando sola o con algunos de tus otro yo.

yo ando por la misma...me gusta desentonar...

saludos!

mori dijo...

Igual interesante en concepto del afuera y el adentro. de uno y los otros. porque aveces los otros no son nadie sino son otros yo.
Mira que me volaste la cabeza!!!
Genial!
Saludos!
Erase Una Vez

Los amigos del duende dijo...

Como siempre... esta hormiga sabe y cada uno de sus textos me hacen sentir que no estoy solo en este mundo...

Hay una cancion de Las pelotas que dice: QUERIA ESTAR CON GENTE SIN HABLAR! y se llama solo!

Lola dijo...

a mi me pasa todo lo contrario, no puedo estar abstraida del mundo, casi ni escucho musica cuando camino porq me siento perdida, como si no viera...